• Rito del Fuego
    Conoce las mejores técnicas para prender el fuego.

Conocemos el valor del rito del fuego en el asado, el deleite que produce el olor a leña, el calor del fuego, la profundidad que el humo da al ambiente. Desde el fuego se controla el ritmo de la jornada, aquí
nacen las conversaciones y el asador despliega el arte de cocinar para otros.

Para encender el fuego solo deben usarse combustibles vegetales, como la leña y el carbón.

 

PARRILLA A GAS

Una parrilla a gas nos entrega un resultado consistente y parejo, pero le faltará el verdadero aroma y sabor que aporta la leña y el carbón.

LA LEÑA

Precisamente es la leña y el tipo de madera la que le da ese toque ahumado y cualidades únicas a la carne. Para encender la leña, se apilan en forma de pirámide, dejando espacio de aire entre ellas, ya que el oxígeno evita que se ahogue el fuego. El fuego se inicia con maderas blandas y delgadas como ramitas y astillas, que con ayuda de papel de diario encenderán facilmente. Este fuego será la base y origen de las brasas necesarias, las que estarán listas en 1 hora y 30 minutos.

EL CARBÓN

El carbón más recomendado es el de espino, pues servirá para asar durante 90 minutos (más del doble que los demás tipos de carbón). El encendido del carbón puede realizarse SOBRE LA PARRILLA, donde las brasas se producirán en 25 minutos; en una “CHIMENEA” de papel, la clásica técnica de envolver una botella en papel de diario la que permite obtener brasas en 30 a 40 minutos o bien en un BRASERO, aquí se ponen los trozos de carbón sobre el brasero encendiéndolos con mechas de papel. Este sistema es el mejor ya que produce brasas en 25 minutos y de manera continua mientras se van necesitando.